Qué es la tasación de una propiedad

  • 1

Una vez tenemos seguro que queremos comprar o vender una vivienda o propiedad cualquiera, ya sea piso, estudio, garaje, nave o terreno, es el momento de tasar.

Una tasación de una vivienda, según leemos en Business Insider, es un proceso mediante el cual se determina el valor de un inmueble. Esta valoración se realiza con el fin de obtener un informe objetivo y profesional sobre el precio estimado de mercado de la propiedad en cuestión.

Quién pide la tasación y quién la paga

La tasación de una vivienda puede ser solicitada por diferentes partes involucradas, como los propietarios que desean conocer el valor actual de su propiedad, los compradores interesados en adquirir una vivienda o las entidades financieras que otorgan préstamos hipotecarios. En algunos casos, también puede ser requerida por abogados, tribunales u otros organismos legales.

La persona o entidad que solicita la tasación es quien generalmente asume los costos asociados a este servicio. En el caso de los compradores, por ejemplo, pueden solicitar la tasación como parte del proceso de compra de una vivienda, y ellos mismos se encargarán de pagarla. En el caso de los préstamos hipotecarios, la entidad financiera suele requerir una tasación para determinar el valor del inmueble como garantía del préstamo, y es el comprador quien generalmente debe cubrir los gastos de tasación.

Cuándo hay que tasar una propiedad

La tasación de una vivienda debe realizarse en momentos específicos, como por ejemplo, cuando se está vendiendo o comprando una propiedad, cuando se solicita un préstamo hipotecario, en casos de herencias o donaciones, o en situaciones legales que requieren una valoración precisa del inmueble.

Quién hace esta tasación

El organismo encargado de realizar las tasaciones puede variar dependiendo del país y la legislación local. En muchos casos, existen empresas especializadas en tasaciones inmobiliarias que son contratadas por los interesados para llevar a cabo este proceso. También puede haber tasadores independientes o profesionales del sector inmobiliario que estén debidamente autorizados para realizar tasaciones. En algunos países, existen organismos reguladores o entidades gubernamentales encargadas de supervisar y regular las tasaciones de viviendas, como los Colegios de Arquitectos o Ingenieros, las Cámaras de la Propiedad o entidades similares.

Qué hace falta para tasar una propiedad

Para tasar una propiedad, es necesario contar con cierta documentación e información relevante sobre la misma. Estos son algunos de los elementos que generalmente se requieren para llevar a cabo una tasación:

  1. Documentación legal: según hemos podido informarnos por parte de Rankia, se necesita disponer de los documentos legales que respalden la propiedad, como escrituras, registros de propiedad, planos, licencias, entre otros.
  2. Características de la propiedad: Es importante contar con detalles específicos de la propiedad, como la ubicación, la superficie total del terreno y de la construcción, el número de habitaciones, baños, garajes, áreas comunes, entre otros.
  3. Estado de conservación: Se debe evaluar el estado general de la propiedad, considerando aspectos como la calidad de los materiales de construcción, las instalaciones eléctricas y de plomería, la presencia de posibles daños o necesidad de reparaciones, y otros aspectos relacionados con el mantenimiento y conservación del inmueble.
  4. Infraestructuras y servicios: Es relevante tener información sobre las infraestructuras y servicios disponibles en la zona, como acceso a transporte público, proximidad a escuelas, hospitales, comercios, parques, entre otros.
  5. Comparables en el mercado: Los tasadores suelen analizar propiedades similares que se hayan vendido recientemente en la misma zona, conocidos como «comparables». Esta información les permite establecer un valor de referencia y realizar una comparación con la propiedad en cuestión.
  6. Análisis del mercado: Se realiza un estudio del mercado inmobiliario en la zona para comprender las tendencias de precios, la oferta y demanda de viviendas, y otros factores que puedan influir en el valor de la propiedad.
  7. Normativas y regulaciones: Los tasadores deben tener en cuenta las normativas y regulaciones locales que puedan afectar el valor de la propiedad, como restricciones de construcción, zonificación, permisos urbanísticos, entre otros.

Es importante destacar que estos requisitos pueden variar según el país y la normativa local, así como la complejidad y especificidad de la propiedad a tasar. En cualquier caso, es recomendable contar con la asesoría de un tasador profesional o una empresa especializada para llevar a cabo una tasación precisa y confiable.

Únete a la discusión

Comparar listados

Comparar
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
Hola, ¿en qué puedo ayudarte?